viernes, enero 21, 2011

Mi historia de fantasmas. Parte 3.

Muchas cosas raras le pasaron a este señor durante sus primeros meses en la casa. Lo de la crema y lo de encontrarse muñecos y listones enterrados cerca del pino fue lo de menos. No sé si creerle, pero esto fue lo que nos dijo: aseguró haber encontrado un círculo y una estrella de 5 picos trazada con pintura roja en el piso de cemento que estaba bajo la alfombra. Aseguró que alrededor de este círculo rojo había rastros de sangre. Se nos hizo rarísimo. Uno pensaría que al quitar el piso de madera que había en los 90's en esa casa para luego poner la alfombra, alguien habría notado un gran círculo rojo con una estrella en el piso... pero no. Además, se supone que fue la mamá de Tasha quien construyó esa casa. Antes de eso el terreno era baldío. Uno de los trabajadores que remodelaban la casa recomendó reemplazar por completo el cemento de esa parte de la casa, pintarlo de blanco y luego poner la loseta. También le recomendó pintar de blanco todas las paredes de la casa. Así lo hizo. Sin embargo, algo más le tendría que pasar a este hombre antes de que se decidiera a tomar medidas más "drásticas".

Un día, al hacer su misma rutina de ponerse la crema en las manos y en la cara, de nuevo le pasó que la crema le saliera oscura y granulosa. Ya harto de esto, se empezó a lavar las manos. Dijo que en esa ocasión, en lugar de agua, de sus manos caían pelos castaño-rojizos. Eran unos cabellos medianos, no muy largos ni muy cortos que caían de sus manos y se iban por la coladera de su lavamanos. Lo invadieron unos fuertes escalofríos. Dijo que nunca había sentido tanto miedo en su vida. Fue a partir de ese momento que entendió que necesitaba ayuda.

Acudió a un sacerdote católico, quien visitó la casa, echó un bálsamo por toda la casa mientras decía oraciones, y además le enseñó a este señor a rezar. Nos comentó que él nunca había sido una persona religiosa, y que todavía no se considera una persona religiosa en todos los sentidos de la palabra, pero que ha encontrado paz y calma con sus oraciones. Nos dijo que desde ese entonces ya no han pasado cosas raras en la casa. Ya no hay más ruidos misteriosos, o aire frío concentrado en un solo lugar, no más crema oscura, no más nada.

Su esposa, por otra parte, nos dijo que a ella nunca le había pasado nada extraño en esa casa. Que todo le había ocurrido a su marido y únicamente a él. Antes de irnos, el señor se puso a contarnos de otras ocasiones, estando en otros lugares fuera de esa casa (y de TJ incluso), en las que ha tenido experiencias sobrenaturales. Nos contó que una vez vio una niña en su cuarto que desapareció frente a sus ojos, por ejemplo. Nos contó también de un almacén donde trabajaba donde escuchaba muchos ruidos inexplicables. O sea que ésta no era la primera vez que tenía experiencias "sobrenaturales".

¿Qué fue todo eso, entonces? ¿Nos inventó una historia para satisfacer nuestras expectativas de escuchar cuentos siniestros? ¿O en realidad vivió todas estas experiencias y nos tenemos que conformar sabiendo que nunca las podremos explicar? ¿De verdad habrá algo en esa casa?

Yo tengo una pequeña teoría. Como a este señor, a mí también me han pasado "cosas raras" fuera de esa casa. Podría decir que durante mi adolescencia fui muy susceptible a lo que podríamos llamar mi sexto sentido. Tuve muchos muchos sueños premonitorios, tuve varias premoniciones estando despierta, tuve conversaciones completas con "entidades" a través del tablero de Ouija en diferentes ocasiones con diferentes amigas...etc. Sé que a Tasha le pasaron muchísimas cosas estando en esa casa, pero que a su mamá nunca le pasó nada. Quizá estos eventos paranormales son el resultado de la acción de muchos factores, empezando por la susceptibilidad de cada persona. Probablemente la casa en sí tiene un tipo de energía especial que se detona en momentos muy precisos pero sólo con cierta clase de personas, personas que tal vez son más sensibles o receptivas que otras, por ejemplo. Yo no sé y no creo que nadie llegue a saberlo. Lo que sí sé es que con esta aventura ya puedo aplicar para salir en alguno de los programas del Biography Channel donde personas cuentan sus historias de fantasmas.



Aquí les va una foto de la famosa casa.


2 comentarios:

quique ruiz dijo...

En algunos programas viejos de fenómenos paranormales cuyos nombres ya no recuerdo, las personas con formación científica que salían en dichos programas medían la intesidad de los campos magnéticos que pasaran por la casa en la que estuvieran, y pues sus conclusiones eran que, cuando los campos magnéticos eran más intensos, era más probable experimentar fenómenos paranormales. Y, por supuesto, se hablaba que las personas tienen distintas sensibilidades a campos magnéticos.
En uno de esos programas, mostraron el caso de una mujer que vivía al lado de una esas torres eléctricas que tienen como dos cuernos y que uno puede ver a veces en las carreteras. La mujer contó cómo un día, mientras se bañaba, repentinamente, se encontró en otro lugar, en un yermo. Su experiencia terminó y notó que tenía heridas, como rasguños.
En otro de esos programas, igualmente en una casa donde los campos magnéticos eran usualmente intensos, había fenómenos de poltergeistismo.
No todos los habitantes de las casas experimentaban de la misma manera.
Un tal Michael Persinger realizó experimentos que consistían en aplicar campos magnéticos débiles en el lóbulo temporal derecho de personas, y estas experimentaban la sensación de una presencia amorosa...
Hacía mucho que ya no escribías. Me leí las tres entradas de una sola vez: sí me atrapó.

Lilí Lanz dijo...

Sí, también he visto que alta actividad electromagnética tiene algo que ver, lo cual lo hace mucho más interesante, en mi opinión. Gracias por leer :)